Robert Owen (1771-1858)

Owen está considerado por muchos como el verdadero padre de la cooperativa. Su principal obra escrita es "El Libro del Nuevo Mundo Moral" (Book of the New Moral World), escrito entre 1834 y 1845, en el cual proclama que la cooperativa es una solución universal para todos los problemas de la humanidad.

De procedencia modesta, el galés Robert Owen, socialista utópico, era ante todo un empresario industrial con talento. A los 20 años ya tenía su propia empresa textil que contaba con 500 trabajadores. A partir de ese momento, se preocupó de las condiciones laborales de sus trabajadores y trató de mejorarlas, por ejemplo, a través del reconocimiento al aumento de la productividad, mediante la entrega de un beneficio extra al trabajador que se había hecho merecedor del mismo.

Se pronunció a favor de la intervención del Estado en las cuestiones económicas y participó en la elaboración de numerosas leyes sobre el trabajo, siendo la más conocida la ley de 1819 que regulaba el trabajo infantil. En 1825, fundó la cooperativa Nueva Armonía en Indiana (Estados Unidos), basada sobre el principio de la propiedad colectiva de la vivienda y de las explotaciones agrícolas. Docenas de familias de colonos participaron en esta experiencia que se saldó con un fracaso rápido, dado que la comunidad fue disuelta en 1827.

Owen fue igualmente el iniciador de numerosos "pueblos de la cooperación" en Inglaterra entre 1820 y 1840. Cada familia que vivía en los pueblos era propietaria de su vivienda (a diferencia de Nueva Armonía donde todo era colectivo) y era propietario de una parte de su herramienta de trabajo (explotaciones agrícolas y manufactureras).

Robert Owen, mostrando una actitud poco frecuente entre los industriales de su época, impulsó el desarrollo de los sindicatos, a quienes consideraba actores de primera fila para el movimiento cooperativo.