Principios y valores cooperativos

Principios



Primer Principio: Adhesión voluntaria y abierta
Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capaces de utilizar sus y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser socio, sin discriminación social, política, religiosa, racial o de sexo.

Segundo Principio: Gestión democrática por parte de los socios
Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por los socios, los cuales participan activamente en la fijación de sus políticas y en la toma de decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante los socios. En las cooperativas de primer grado, los socios tienen iguales derechos de voto (un socio, un voto), y las cooperativas de otros grados están también organizadas de forma democrática.

Tercer Principio: Participación económica de los socios
Los socios contribuyen equitativamente al capital de sus cooperativas y lo gestionan de forma democrática. Por lo menos parte de ese capital normalmente es propiedad común de la cooperativa. Normalmente, los socios reciben una compensación, si la hay, limitada sobre el capital entregado como condición para Los socios asignan los excedentes para todos o alguno de los siguientes fines: el desarrollo de su cooperativa posiblemente mediante el establecimiento de reservas, de las cuales una parte por lo menos serían irrepartible; beneficiando a los socios en proporción a sus operaciones con la cooperativa: y el apoyo de otras actividades aprobadas por los socios.

Cuarto Principio: Autonomía e independencia
Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuada, gestionadas por sus socios. Si firman acuerdos con otras organizaciones, incluidos los gobiernos, o si consiguen capital de fuentes externas, lo términos que aseguren el control democrático por parte de sus socios y mantengan su autonomía cooperativa.

Quinto Principio: Educación, formación e información
Las cooperativas proporcionan educación y formación a los socios, a los representantes elegidos, a los directivos y a los empleados para que puedan contribuir de forma eficaz al desarrollo de sus cooperativas. Ellas informan al gran público, especialmente a los jóvenes y a los líderes de opinión, de la naturaleza y beneficios de la cooperación.

Sexto Principio: Cooperación entre cooperativas
Las cooperativas sirven a sus socios lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

Séptimo Principio: Interés por la comunidad
Las cooperativas trabajan para conseguir el desarrollo sostenible de sus comunidades mediante políticas aprobadas por sus socios.


Valores



Las cooperativas están basadas en los valores de la autoayuda, la auto responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad. En la tradición de sus fundadores, los socios cooperativos hacen suyos los valores éticos de la honestidad, la transparencia, la responsabilidad y la vocación social.

Autoayuda
Se basa en la creencia de que todo el mundo puede y debería esforzarse por controlar su propio destino. Los cooperativistas creen, sin embargo, que el desarrollo individual pleno solamente puede producirse en asociación con los demás. Como individuo, uno está limitado en lo que puede intentar hacer, y en lo que puede conseguir. A través de la acción conjunta y de la responsabilidad mutua, se puede conseguir más, especial-mente aumentando la influencia colectiva de uno en el mercado y ante los gobiernos.
Los individuos también se desarrollan como personas mediante la acción cooperativa debido a las habilidades que adquieren al facilitar el crecimiento de su cooperativa, al conocimiento que consiguen de sus consocios, a las nuevas percepciones que alcanzan sobre la sociedad más amplia de la que forman parte. A este respecto, las cooperativas son instituciones que fomentan la educación y desarrollo continuos de todos los implicados.

Autorresponsabilidad
Significa que los socios asumen la responsabilidad de su cooperativa, de su fundación y de su vida continua. Además, los socios son los responsables de promover su cooperativa entre sus familias, amigos y conocidos. Finalmente, la “autorresponsabilidad” significa que los socios son los responsables de asegurarse que su cooperativa permanece independiente de otras organizaciones públicas o privadas.

Igualdad
Las cooperativas están basadas en la igualdad. La unidad básica de la cooperativa es el socio, que es un individuo o bien una agrupación de individuos. Esta fundamentación en la persona humana es una de las principales características que distingue a una cooperativa de las empresas orientadas principalmente en beneficio del capital. Los socios tienen el derecho de participación, el derecho de ser informados, el derecho de ser escuchados y el derecho de estar involucrados en la toma de decisiones. Los socios deberían estar asociados de la forma más igualitaria posible, a veces una tarea difícil en las grandes cooperativas o en federaciones de cooperativas. De hecho, la preocupación por conseguir y mantener la igualdad es un reto continuo para todas las cooperativas. En última instancia, se trata tanto de una forma de intentar hacer los negocios como de una pura y simple declaración de principios.

Equidad
Se refiere, primero, a cómo se trata a los socios en una cooperativa. Deberían ser tratados equitativamente en cuanto a la forma de recompensar su participación en la cooperativa, normalmente mediante retornos, asignaciones a reservas de capital en su nombre o reducciones en precios. Desde la perspectiva teórica, la equidad es tan im-portante para la cooperativas porque es la forma en la que intentan distribuir ganancias o riqueza en base a la contribución y no a la especulación.

Solidaridad
Asegura que la acción cooperativa no es simplemente una forma disfrazada de interés personal limitado. Una cooperativa es más que una asociación de socios; es también una colectividad. Los socios tiene la responsabilidad de asegurar que todos ellos son tratados de la forma más justa posible; que el interés general siempre se tiene en cuenta; que hay un esfuerzo constante para tratar a los empleados de forma justa (sean socios o no), así como a los no socios vinculados con la cooperativa.
La solidaridad es la misma causa y consecuencia de la autoayuda y la ayuda mutua, dos de los conceptos fundamentales en el centro de la filosofía cooperativa.


Evolución de los principios cooperativos



La formulación actual de los principios cooperativos se adoptó en Manchester, en 1995, con motivo del centenario de la creación de la Alianza Cooperativa Internacional. [Así los enuncia ACI-Américas.]

Estos principios han ido evolucionando con el paso del tiempo: la siguiente tabla resume dicha evolución:
Principios cooperativos. Evolución. Tabla.jpg

En este documento hemos recopilado información más detallada sobre esta evolución (parte de ella está en inglés).


¿Funciona nuestra cooperativa de acuerdo a los principios cooperativos?



Una ayuda para chequear si el funcionamiento de nuestra cooperativa se adecua a los principios cooperativos podría ser la lista de criterios para evaluar a las cooperativas candidatas a los Global Awards for Cooperative Excellence.