Origen del cooperativismo

Antecedentes históricos del cooperativismo | Publicaciones utopistas influyentes | Precursores de la ideología y la práctica cooperativa | Surgimiento del cooperativismo | El cooperativismo en España

Antecedentes históricos del cooperativismo


[Estos antecedentes se mencionan en diferentes documentos en Internet, pero su validez histórica requeriría un análisis documental más profundo.]

  • Egipto, siglo XXV a.c. Comercio de los faraones egipcios: conformaron asociaciones encargadas de la regulación de las actividades en la búsqueda de amparar los intereses comunes.
  • Fenicios, siglo XV a.c. Aseguramiento de mercancías por parte de los mercaderes y navegantes fenicios, que dio origen al seguro colectivo actual.
  • Babilonia. año 550 a.c. “Undestabing” cooperativos (stab=vara), orientados hacia la explotación de la tierra en común, el intercambio y la comercialización de productos agrícolas. También sociedades de créditos, encargadas de defender a los pobres contra las injusticias de los préstamos de los poderosos.(Hans Muller)
  • Grecia y Roma. Sociedades funerarias y de seguros.
  • "Roma. Collegia": conformados por artesanos, que a pesar de contar con facilidades legales o económicas, conformaron colegios comerciales cobijados bajo la figura de asociaciones religiosas y que fueron finalmente suprimidos por Julio César en el año 45.
  • Esenios. Colonia comunal en Ein Guedi, a las orillas del Mar Muerto.
  • “Ágapes” de los primeros cristianos como forma primitiva de las cooperativas (Lujo Brentano).
  • Vida agraria entre los germanos (Otto Gierke).
  • Organizaciones agrarias y de trabajo entre los pueblos eslavos: el Mir y el Artel entre los rusos, la Zadruga de los serbios.
  • Organización del trabajo y de la producción en el Manoir medieval (De Brouckerc).
  • Agrupaciones de los campesinos para la transformación de la leche: “queserías” de los armenios y de los campesinos europeos de los Alpes, del Jura y del Saboya.
  • Organizaciones para el cultivo de la tierra y el trabajo en la organizaciones precolombinas, principalmente entre los Incas y los Aztecas. También la Minga y el Convite.
  • Las Reducciones de los jesuitas en el Paraguay.
  • Las Cajas de Comunidad en la época de la colonización española en América.
  • Las colonias con el carácter religioso de los inmigrantes en Norte América.

Publicaciones utopistas influyentes


  • La República de Platón (428–347 a.c.)
  • Utopía de Tomás Moro (1480–1535)
  • La Nueva Atlántida de Francis Bacon (1561–1626)
  • La Ciudad del Sol de Tommaso Campanella (1568-1639)
  • El viaje a Icaria de Etienne Cabet (1788–1856)

Precursores de la ideología y la práctica cooperativa



Peter Cornelius Plockboy (1620-)
Perteneciente y seguidor de las ideas del grupo cristiano de los cuáqueros, publica en 1659 un panfleto titulado: "Ensayo sobre un proceso que les haga felices a los pobres de esta nación y a los de otros pueblos, consistiendo en reunir cierto número de hombres competentes en reducida asociación económica, o pequeña república, en la cual cada uno conserve su propiedad y pueda, sin necesidad de acudir a la fuerza, ser empleado en la categoría de trabajo para la cual tenga más capacidad."
En su propuesta aparecen ya algunos elementos que han estado presentes desde el principio en el movimiento cooperativo:
  • dirigentes elegidos entre todos cada año
  • supresión del lucro como causa societaria
  • separación voluntaria de los asociados, retirando su aportación o su equivalencia en dinero actualizado
  • necesidad del establecimiento de un trabajo no alienante, acorde a la vocación o utilidad de cada quien, en jornadas laboral en seis horas
  • derecho de todos los partícipes al excedente económico al finalizar cada ejercicio.
[Sobre Plockboy puede consultarse: Divar, J. (2010). Reflexiones. Peter Cornelius Plockboy y la república cooperativa. Revesco, 102; 145-153.]

John Bellers (1654-1725)
También cuáquero escribió en 1695 "Proposiciones para la Creación de una Asociación de Trabajo de Todas las Industrias Útiles en la Agricultura". El propio Robert Owen agradeció públicamente las aportaciones de Bellers a sus prácticas.

Robert Owen y Charles Fourier fueron probablemente las personalidades más significativas en la construcción intelectual del movimiento cooperativo hasta los Pioneros de Rochdale. El primero puso él mismo en práctica sus teorías creando numerosas cooperativas, el segundo no lo consiguió, pero numerosos empresarios cooperativistas se inspiraron en él a través de realizaciones concretas.
Estas son las principales diferencias entre el pensamiento de Fourier y el de Owen sobre las cooperativas:
FOURIER
OWEN
Cristiano, piensa que la cooperativa es la mejor forma de continuar la obra de Jesucristo.
Ateo, "militante" del laicismo
Rechaza toda intervención del Estado
Piensa que el Estado debe ayudar a las cooperativas sin controlarlas
El capital puede ser remunerado de forma limitada
Totalmente en contra de cualquier remuneración de capital.

William King (1786-1865)
Desarrolla las ideas de Owen en un periódico mensual publicado entre 1828 y 1830: The Co-operator. Bajo su inspiración se crearon más de 300 asociaciones de consumo de escaso número de socios y de corta vida.

Michel Derrion (1802-1850)
Creó en 1835, en Lyon, la primera sociedad de consumidores de Francia, aunque sólo tuvo una duración de tres años. Aquí puedes leer más sobre su experimento pre-cooperativo [en francés].

Philippe Buchez (1796-1865)
Es considerado el padre del cooperativismo de producción. Fue discípulo de Saint Simon, aunque más tarde se separó de él. Propuso la asociación de los obreros en la producción, dando origen a las primeras cooperativas de trabajo: fundó dos en Francia; una de carpinteros (1831) y otra de joyeros (1834); esta última perduró hasta 1973.
Sus ideas, publicadas fundamentalmente en el periódico L'Européen, que él mismo fundó, sirvieron de modelo a muchas sociedades cooperativas de producción.

Luis Blanc (1811-1882)
Es el otro gran precursor del cooperativismo de producción en Francia. Seguidor de las ideas de Saint-Simon y Buchet, escribió en 1839 "La organización del trabajo" en la que afirmaba que "la solución del problema social en la actual situación económica debe buscarse en la organización del trabajo pro medio de la asociación". Defendía la ayuda del Estado a la creación de estas empresas económicas.

Surgimiento del cooperativismo



El Cooperativismo surgió en un período marcado por la Revolución Industrial (1750-1850), la cual provocó una profunda transformación en la economía y sociedad británica. Los cambios más inmediatos se produjeron en los procesos de producción, ya que el trabajo se trasladó de la fabricación de productos primarios a la de bienes manufacturados y de servicios. La inseguridad laboral, económica y familiar era tan patente que los trabajadores y trabajadoras empezaron a plantearse la posibilidad de trabajar para un beneficio mutuo. En ese contexto nacen las primeras cooperativas organizadas.

La revolución industrial no fue solamente una revolución política, fue principalmente una revolución tecnológica influida por la utilización de algunos descubrimientos en la industria, entre ellos el del vapor aplicado a toda clase de maquinarias y el de la lanzadera y la hiladora mecánica que transformaron la industria textil. La influencia de la revolución industrial sobre la clase trabajadora, con sus características de desorden, produjo algunas reacciones cuyas consecuencias todavía se pueden apreciar: la de los destructores de maquinas, que fue duramente reprimida por el Estado, la del sindicalismo, la de los cartistas (quienes propusieron lograr leyes favorables para el trabajador), y la que podemos denominar cooperativa.

Esta última tuvo por causa inmediata el hecho de que en Inglaterra muchos trabajadores de la época no siempre recibían su salario en dinero, sino en especie, con las consiguientes desventajas de mala calidad, pesa equivocada y precios muy altos. Aún en el caso de que recibieran el salario en dinero, por ser este demasiado bajo, obligaba a los trabajadores a someterse a los tenderos que por concederles crédito exigían un valor mayor por la mercancía, junto con las demás circunstancias desfavorables que acompañan a esta clase de ventas a crédito. A partir de este problema, los trabajadores pensaron que uniendo sus esfuerzos podrían convertirse en sus propios proveedores, originándose así la idea de las cooperativas de consumo. Por otra parte el desempleo y las gravosas condiciones del trabajo cuando se conseguía, movieron a otros grupos de trabajadores a organizarse en cooperativas de producción y trabajo, que hoy se denominan trabajo asociado.

Se podría decir que el movimiento cooperativo nace de la confluencia de diferentes tradiciones cooperativas que nacen en distintos puntos de Europa y se van extendiendo a otros países del planetas:
  • cooperativas de consumo en el Reino Unido
  • cooperativas de trabajo en Francia
  • cooperativas de crédito en Alemania
  • cooperativas agrícolas en Dinamarca y Alemania
  • cooperativas de servicios (vivienda, sanidad...) en diversos lugares de Europa.

Reino Unido. Cooperativas de consumo. Los Pioneros de Rochdale

Para algunos historiadores del cooperativismo, el primer registro de una cooperativa proviene de Fenwick (Escocia), donde el 14 de marzo de 1761, donde un grupo de tejedores artesanales locales constituyeron la Sociedad de Tejedores de Fenwick para vender sus productos con descuento. Esta cooperativa continúa funcionando hoy en día.
Asimismo, hay muchos registros de cooperativas que comenzaron como pequeñas organizaciones de base en Europa Occidental, América del Norte y Japón a mediados del siglo XIX, pero son Los Pioneros de Rochdale los que suele ser considerados como el prototipo de la sociedad cooperativa moderna y como fundadores del movimiento cooperativo en 1844. Podemos hablar de primera empresa cooperativa en la medida en que la aventura de Rochdale fue iniciada por los propios trabajadores-consumidores, al contrario, por ejemplo, a las cooperativas lanzadas por Robert Owen.

A partir de 1850, miles de cooperativas que se inspiraron más o menos en el modelo de Rochdale vieron la luz en Europa, principalmente en los sectores de consumo, de agricultura, de seguros y de crédito.

Alemania. Cooperativas de crédito

El Padre del Cooperativismo de Ahorro y Crédito fue Friedrich Wilhelm Raiffeisen (1818–1888), quién se destacó entre otras cosas, por su empeño en aplicar los principios y métodos de la cooperación a las actividades financieras de los campesinos, artesanos y pequeños empresarios, a quienes agobiaba el hambre, por cuanto las deudas de grandes proporciones y los usureros poco escrupulosos estaban despojándoles de todo cuanto poseían. Raiffeisen sugirió a su pueblo afrontar el problema común de la pobreza juntando sus recursos y prestándose los unos a otros a intereses razonables. Fundó la primera cooperativa de crédito y su trabajo inspiró el crecimiento de este tipo de cooperativas en todo el mundo.

Igualmente, con la dirección de Hernan Shulze-Delitzsch, en el mismo país, se iniciaba el movimiento de los llamados Bancos Populares o sea, las cooperativas de Ahorro y Crédito, orientadas principalmente para servir a los artesanos y pequeños industriales de las ciudades.

En 1900 el movimiento cooperativo bancario se extendía desde Europa hasta Asia, África y América.

Francia. Cooperativas de producción y trabajo

En Francia prosperaban las cooperativas de producción y trabajo con ejemplos tan conocidos como el "familisterio", fundado en Guisa por Juan Bautista Godin.

También en la década de 1840, trabajadores franceses organizaban sus primeras cooperativas sustituyendo los sistemas de gestión de la revolución industrial por la iniciativa y responsabilidad de los trabajadores. Este sistema se difundió rápidamente conducido por los sindicatos y movimientos políticos de la clase trabajadora.

Países escandinavos

En los países escandinavos no solo se desarrollaba el cooperativismo de consumo, en forma tan apreciable como el que dio lugar a la Federación Sueca de Cooperativas, la K.F. (Cooperativa Forbundet), sino también en otros terrenos como los del cooperativismo de vivienda y el de seguros cooperativos.


El cooperativismo en España


Algunos apuntes básicos sobre el origen y la evolución del cooperativismo en España pueden encontrarse aquí .